Cuidados del Bebé

Primeros días de vida

 

Los recién nacidos sanos a término normales, con buen peso, nacen con una adecuada reserva de nutrientes (glucógeno) para los primeros dos a tres días de vida y también con un exceso de agua en el cuerpo que deben perder en los primeros días de vida.

 

Para esos primeros días, la naturaleza ha diseñado una producción escasa de leche pero de alto valor de protección llamado calostro. Los bebés no necesitan más comida que esa pequeña cantidad. Si se les da leche artificial, por el miedo de las madres a que no se alimente adecuadamente, se producen dos problemas:

 

 

La leche artificial sacia al recién nacido, lo cual hace que no succione al seno por algún tiempo, disminuyendo la cantidad de calostro que se produce y no estimulando la producción de leche materna que va a necesitar después.

Se aumenta el riesgo de alergias ya que se expone al recién nacido a alimentos extraños en una etapa de gran inmadurez.

Sería muy largo dar todas las razones por las cuales la leche materna es el mejor alimento para el bebé, pero podríamos decir que:

 

- Previene infecciones, alergias.

- Disminuye el riesgo de obesidad adulta.

- Está a una temperatura perfecta.

- Tranquiliza al bebé.

- Disminuye el riesgo de cólicos.

- Fortalece el vínculo madre-hijo.

 

Para garantizar una adecuada producción de leche materna, tan pronto sea posible, la madre debe poner a su bebé al seno y alimentarlo cada vez que lo pida. Entre más succione o más se extraiga la madre la leche, ésta más rápido bajará. Al principio puede ser cada 1 ó 2 horas por espacio de 10 a 20 minutos, en cada lado como mínimo. Posteriormente, el bebé irá regulando sus horarios.

 

Es frecuente que los bebés coman día y noche por lo menos los primeros dos meses. La Academia Americana de Pediatría recomienda un mínimo de 9 veces al seno las primeras 24 horas.

 

Hay madres que creen que no pueden lactar por pezones invertidos, falta de producción u otras razones diferentes a las ordenadas por el médico, pero todo se puede arreglar, sólo es cuestión de técnica.

 

En caso de dificultad hay equipos muy eficientes para sacarse la leche si el bebé se encuentra hospitalizado o la madre tiene los senos inflamados. Por favor consúltenos para que le podamos ayudar.

 

Algunos bebés tienen “regurgitación”, es decir, cuando el bebé devuelve la leche del estómago. Esto sucede especialmente cuando le sacan los gases. Mientras sea en poca cantidad, no se preocupe, es normal.

Carrera 30 Corredor Universitario No. 1 - 850 Vía a Puerto Colombia - Barranquilla

PBX: 57 (5) 3672600 - 3672700

Declaración de protección de datos personales